Manchester United Y Liverpool protagonizan el duelo más destacado de la jornada 3 de la Premier League.

Los de Ten Hag llegan a este encuentro con dos derrotas consecutivas, la última con goleada incluida frente al Brentford. Por su parte el Liverpool vienen de cosechar dos empates, sin poder contar el “charrúa” Darwin Núñez por sanción. El comité disciplinario le dio tres partidos de suspensión.

Antes de dar comienzo, aprovecharon para presentar a Casemiro, presencio el encuentro y sus nuevos compañeros desde el palco.

En la primera parte el United empezó presionando las salidas del conjunto rival. La primera gran ocasión la tuvo Elanga con un gran pase del luso Fernandes. Sancho fue el encargado de poner la ventaja en el marcador, con un regate al más puro estilo FIFA Street, regateó en una baldosa, mandó por los suelos a Milner, balón adentro, poco o nada pudo hacer el portero de los “reds”. El próximo en avisar fue Eriksen con un espectacular lanzamiento de falta que Alisson la desviaba al tiro de esquina.

De menos a más el Liverpool se fue creciendo en el partido, Luiz “el diablo” Díaz fue el más sobresaliente del ataque visitante ya que Salah estuvo los 45 primeros minutos desaparecido en combate. La Acción más destacada fue un tiro del egipcio, que salvó bajo palos Lisandro Martínez que logró rechazar el balón ante un rebote de Bruno Fernandes que pudo haber sido el autogol de la jornada.

Con esta ventaja mínima en el luminoso del Manchester United y su rival encarrilaba su camino a los camerinos.

Mismo papel que en la primera parte, los locales salieron nuevamente con una gran presión sobre el rival, el técnico mancuniano daba entrada a Martial que entraba el terreno de juego por Elanga. No tardaría mucho en ampliar la ventaja el United, Rashford regatearía al portero, con un gran pase del recién ingresado. El autor del segundo gol no tardaría en volver a poner contra las cuerdas al Liverpool, pero Alisson estuvo atento, evitando el tercero.

Klopp viendo el apabullante ataque contra su equipo, movió ficha dando ingreso a Fabinho para intentar organizar su medio campo. Con este cambio, tuvo un gran cambio y se notó en las contras, una de ellas propició que De Gea salve un gol cantado a rebote de su compañero Martínez. Salah ayudaría a su equipo a seguir despertando, aprovechó un rebote y ponía el descuento en el marcador. Con este gol ya son nueve goles que le marca en los últimos cinco partidos. Este lavado de cara fue un espejismo, en los minutos siguientes se vería nuevamente superado por los diablos rojos.

El técnico local al ver que su rival quería crecerse en el campo, realizó un triple cambio: Cristiano, Wan-Bissaka y Van de Beek por Dalot, Eriksen y Rashford. El Liverpool intentó volver a meterse en el partido, Malacia evitó que Firmino reciba un balón que puedo haber cambiado el transcurso del encuentro.

En el 90+5 el juez central dictaminó el final del partido. Con esta victoria, el United abandona el último peldaño de la clasificación, sumando sus primeros puntos. Los Reds se quedan en la decimosexta posición con dos unidades.

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16  ⁄    =  4

error

¿Quieres mantenerte informado de las publicaciones de esta web? Suscríbete.

Instagram