Un Real Madrid sin alma salva un punto en el descuento gracias a un remate de valor de Rüdiger, que tuvo que marcharse con la cara partida. Hazard volvió a fracasar. Los blancos ya están en octavos.

El equipo salvó un punto en su único gesto heroico del partido, un cabezazo suicida de Rüdiger, al que Trubin le partió la cara en su salida.

Fuente as.com

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

76  ⁄  19  =  

error

¿Quieres mantenerte informado de las publicaciones de esta web? Suscríbete.

Instagram